Nuevas recetas

Los precios del café suben debido al mal tiempo

Los precios del café suben debido al mal tiempo


El precio del café para diciembre subió un 6,5 por ciento

Aquellos de ustedes que no pueden vivir sin su Starbucks matutino, pronto estarán pagando el precio: el costo del café aumentó por cuarto mes consecutivo, gracias al deterioro de la cosecha de Colombia.

Associated Press informa que el precio del café para diciembre subió más de $ 0,10, a alrededor de $ 1,73 por libra. No parece mucho, pero es el precio más alto del café desde agosto. ¿La razón? Colombia, el segundo mayor productor de granos de café Arábica, se ha visto afectada por un clima desagradable y fuertes lluvias desde 2008 (los granos de café necesitan un clima seco para florecer). Por cuarto año consecutivo, los analistas predicen una cosecha menor de Colombia, que afectará los precios. La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia dijo que cosechará 8,5 millones de sacos de café en grano, en comparación con los 9 millones estimados anteriormente. informa Bloomberg.

Otro gran productor de granos de café también se ha visto afectado por el mal tiempo; Brasil ha pronosticado una caída del 11 por ciento en la cosecha a partir de 2011, gracias a las fuertes lluvias. Si esta tendencia continúa, una taza de la mañana pronto se convertirá en un lujo.


Impactos del cambio climático para hacer subir los precios del café

¿Necesita su taza de café todas las mañanas, sin importar el precio? Prepárese para un shock: es probable que aumente el costo de su dosis de cafeína. Los cambios en el clima en las regiones productoras de café clave son un factor importante que impulsa un aumento repentino en los mercados mundiales.

En los últimos días, los granos de café arábica, con mucho la variedad de café más popular, se han vendido alrededor de US $ 2 por libra en el mercado mundial. Eso es casi el doble del precio de hace un año.

Varios factores parecen estar impulsando el mercado al alza: en América Central, un área de producción significativa, un brote de una enfermedad llamada roya de la hoja, que se cree está relacionada con cambios en el clima, ha dañado gravemente el cultivo.

Un período prolongado de sequía y un clima inusualmente frío en Vietnam, ahora el segundo mayor productor de café del mundo, ha reducido las previsiones de cosecha de granos robusta, que se utilizan principalmente para el café instantáneo. La falta de lluvia también ha afectado a las zonas productoras de café en África oriental.

Los granos de café arábica se han vendido alrededor de 2 dólares la libra en el mercado mundial, casi el doble del precio de hace un año.

Pero son los eventos relacionados con el clima en Brasil, el mayor productor de café del mundo, responsable de alrededor del 40 por ciento de la producción mundial, los que parecen estar causando la mayor confusión entre los comerciantes del mercado internacional.

El estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil, produce alrededor del 25 por ciento de la cosecha de café del país. Las precipitaciones durante diciembre, enero y febrero, el período habitual de mayor precipitación, fueron alrededor del 10 por ciento de lo normal, mientras que las temperaturas aumentaron muy por encima del promedio.

Coffee & amp Climate (C & ampC) ayuda a los caficultores de todo el mundo a adaptarse al cambio climático. “Los datos de 68 estaciones meteorológicas y 264 pluviómetros nos dicen que el clima en Minas Gerais está cambiando”, dijo en un informe reciente. "Casi todas las partes del estado experimentaron un calentamiento significativo durante el período 1960-2011, con extremos cálidos en aumento y fríos en disminución".


Los precios del café están sufriendo una sacudida

El precio de tu zumbido matutino está a punto de subir aún más.

Golpeados por los crecientes costos de los granos por parte de los productores, los tostadores de café están cobrando más a los supermercados y otros minoristas, y esa gente está traspasando los precios más altos a los consumidores.

J.M. Smucker Co., que distribuye el café Folgers y Dunkin ’Donuts que se vende en las tiendas, dijo la semana pasada que estaba subiendo los precios de una libra en un 11%, el cuarto y mayor aumento de la compañía en un año. Unos días después, Starbucks, que ya había elevado los precios de algunas bebidas de café en el otoño, dijo que aumentaría los precios de las bolsas de granos de café que se venden en sus cafés en un 17%.

Los precios del café han aumentado constantemente. Según el Departamento de Trabajo de EE. UU., Una lata de 1 libra de café molido se vendió por un promedio de $ 5.10 en EE. UU. En abril, frente a los $ 3.64 del año anterior.

En los últimos 12 meses, el precio del café verde sin tostar en las grandes bolsas de productos básicos ha subido casi un 92%.

"Estos son grandes aumentos, y no creo que hayamos terminado", dijo el experto en la industria alimentaria Phil Lempert, quien edita el blog SupermarketGuru.com. "Vamos a ver precios más altos en el café durante mucho, mucho tiempo".

El aumento de los precios de los granos se debe a una combinación de mal tiempo en las regiones cafetaleras, mayor demanda de países en desarrollo como China e intensa especulación en los mercados de materias primas, dijeron los expertos.

Chuck Jones, copropietario de Jones Coffee Roasters en Pasadena, dijo que sus costos de granos de alta calidad casi se han duplicado.

"En este momento el año pasado estaba pagando $ 1,85 por un café que ahora estoy pagando $ 3,60", dijo Jones. Su empresa vende judías verdes gourmet a tostadores de todo el mundo, incluido Starbucks.

La empresa también tuesta granos que vende a minoristas, restaurantes y cafeterías. Los precios de esos granos aumentaron un 30% con respecto al año pasado, dijo Jones.

La subida de precios, sin un final a la vista, podría tener repercusiones a largo plazo para la industria. Pero no espere que la gente abandone algo tan adictivo como la cafeína, dijo Harry Balzer, analista jefe de la industria alimentaria de NPD Group.

“La pregunta no es si tomará esa taza de café”, dijo Balzer. Se trata más de comprar marcas más baratas o de encontrar otras formas de compensar. La propia madre de Balzer ha comenzado a preparar café más suave en casa.

“Nada hará que cambie su comportamiento más rápido que el dinero”, dijo.

Hasta ahora, los consumidores no han ralentizado significativamente sus hábitos de compra ni se han cambiado a marcas más baratas en las tiendas Ralph's Grocery Co., dijo la portavoz Kendra Doyel.

“No hemos visto un gran cambio en los hábitos de compra de los consumidores en comparación con sus marcas de café favoritas en los últimos meses”, dijo.

Una razón para eso, dijo Doyel, podría ser que es mucho más barato comprar café para preparar en casa que comprarlo por taza.

Sin embargo, es posible que las personas que beben café en los cafés no enfrenten aumentos de precios tan grandes como los consumidores que compran por libra, dijo Tim Castle, un importador de café y experto en la industria que ha escrito varios libros sobre el café. Eso se debe a que el margen de beneficio en un restaurante es extremadamente alto, hasta un 400%. Por lo tanto, las tiendas pueden absorber una mayor parte de los costos crecientes.

Pero los cafés están sintiendo la necesidad de empujar al alza los precios de ventanilla. Al igual que Starbucks, Peet's Coffee & amp Tea subió los precios de las bebidas de café en el otoño.

En un Peet's en Studio City en una mañana reciente, Stuart Rigby dijo que todavía compra su bebida matutina todos los días en un café, pero que ha compensado el costo reduciendo la cantidad de pasteles. "Es un lanzamiento", dijo. "Compre café y no tantos pasteles, o reduzca el café".

Rigby también ha comenzado a traer su taza usada del día anterior, porque la cadena reduce un centavo el precio para los clientes que traen sus propios contenedores.

Shallom Berkman, copropietario de la pequeña cadena de Los Ángeles Urth Caffe, dijo que la operación ha estado absorbiendo los aumentos de precios al por mayor, hasta ahora. Debido a que, para empezar, el café orgánico de comercio justo cultivado de manera sostenible de la cafetería de lujo se vende a precios de lujo, Berkman está convencido de que un aumento de precios lo encarecería demasiado y desanimaría a los clientes.

Es posible que pronto tenga que subir los precios de todos modos.

"Si los precios suben un 10% más, probablemente tendremos que hacer un pequeño aumento", dijo Berkman. “Pero definitivamente perderemos clientes si eso sucede. El nuestro ya es más caro, y lo primero que se recorta son los artículos de lujo ".


Protección contra condiciones climáticas inesperadas

Entonces, ¿qué puede hacer para reducir el riesgo de daños y la reducción de la calidad?

Si tiene una granja establecida, no es realista trasladar sus cultivos. Pero si está estableciendo nuevas plantaciones, asegúrese de considerar las condiciones de la tierra. Evite los terrenos bajos, donde el agua puede acumularse durante las fuertes lluvias. Esto puede aumentar el riesgo de plagas, pudrición de la raíz e infecciones fúngicas.

También debe considerar plantar árboles grandes alrededor de sus cultivos para que sirvan como barrera contra el viento. Esto puede proteger el café durante las tormentas y también protegerlo contra la propagación de la roya del café.

Bruno dice que vigile el clima, revisando regularmente en línea o viendo los pronósticos de televisión. Si sabe que se avecina un evento meteorológico inusual, puede estar mejor preparado.

También dice que es importante tener las herramientas y los materiales correctos a mano, y sugiere que debe "tener telas y lonas de cosecha para cubrir sus cafés en su propiedad", así como desinfectantes que sean adecuados para aplicar al café.

Una plantación de café en Brasil. Crédito: Julio Guevara

Demasiada agua subterránea puede provocar la pudrición de las raíces y poner a las plantas en riesgo de hongos y bacterias. Si está inusualmente húmedo, verifique que no haya charcos alrededor de los árboles y cree canales de riego si es necesario.

Si llueve durante la cosecha, las cerezas corren el riesgo de hincharse y caer al suelo. Esté atento a los pronósticos e intente adelantarse a los aguaceros con recolectores adicionales si es necesario.

Si es posible, instale patios de secado en una pendiente; de ​​esta manera, si llueve inesperadamente, al menos el café no se quedará en el agua. Los techos o cubiertas retráctiles son una buena forma de minimizar aún más la exposición a la lluvia. Si están fuera del presupuesto, las lonas también funcionan.

Pero el café cubierto todavía tiene cierto riesgo. Bruno dice: "Si la lluvia se prolonga, dependiendo del proceso de poscosecha adoptado, el lote puede tener pérdidas de calidad bajo cubierta".

Secado de café procesado natural en patios. Crédito: Fernando Pocasangre

Francisco me cuenta que cuando se producen lluvias esporádicas, su finca utiliza secadores mecánicos. Son una inversión, pero pueden acelerar el secado e incluso salvar una cosecha durante una temporada de lluvias inesperadas.

Keith sugiere que, si todo lo demás falla, podría considerar mover la cosecha. Él dice: “Conozco a un agricultor que tenía un gran problema de lluvia y no podía secar el café si su vida contaba con ello. Tenía un amigo que tenía un patio libre a una hora de distancia que no tenía problemas de lluvia. ¡Movió su café allí para que se seque y salvó con éxito su cosecha! "

Cerezas dañadas en una finca en Brasil. Crédito: Julio Guevara

El agua es un elemento clave de cualquier explotación. Sin acceso a suficiente humedad, las plantas de café no producirán frutos. Keith me dice que si no hay suficiente lluvia durante la siembra, los árboles jóvenes morirán. Y si un período seco continúa demasiado tiempo después de la floración, el árbol perderá sus cogollos, lo que resultará en una mala cosecha. Dice que la lluvia es muy importante durante la etapa de formación del fruto.

Los sistemas de riego son una forma eficiente de asegurarse de que todos sus cultivos reciban suficiente agua. Francisco dice que “Fazenda Lavrinha tiene cuatro proyectos de riego por goteo en los cultivos de café. Estos sistemas tienen una alta eficiencia que, combinada con un programa de gestión, puede lograr una alta productividad con sostenibilidad, optimizando los recursos hídricos y energéticos ”.

Me dice que a través de un sistema de monitoreo del clima, sabe que ocurrieron dos precipitaciones en agosto, cuando el café estaba antes de la floración. “Luego hubo un período de 37 días sin lluvia con temperaturas crecientes. Este es un período muy crítico para el café y, en este caso, el uso de riego con un sistema de manejo fue fundamental para evitar la reducción del rendimiento ”.

Es posible que no pueda pagar un sistema de riego por goteo completo y un control del clima, pero el riego de superficie puede ser más asequible. También puede instalar colillas de agua en toda la granja para recoger el agua de lluvia y usarla durante los períodos de sequía.

Secado de café en un patio cubierto en Brasil. Crédito: Ivan Laranjeira Petrich

Si sus cultivos se ven afectados por una condición climática inesperada, puede ser estresante y desmoralizador. En esta era de cambio climático, es probable que tenga que lidiar con algunas sorpresas climáticas. Pero hay formas de minimizar el impacto.

Keith dice: "Sea creativo, sepa qué problemas pueden surgir por el mal tiempo y tenga un Plan A, un Plan B y un Plan C. Haga amigos y no se aísle".

Bruno me dice que “las cerezas de café son frutos con metabolismo activo, procesos de poscosecha, humedad de frutos, madurez, temperatura de secado [todos pueden verse afectados por el clima]. Hiciste tu mejor esfuerzo esperando el resultado ".

Entrevistas a Bruno Ribeiro y Francisco Guimarães traducidas del portugués por K.J. Yeung y Hazel Boydell.

Catador de café profesional con una carrera flash en cocina profesional. Curioso por todo lo sensorial, adicto a la mezcla de cafés.


3. Cobertura frente a apuestas

Los derivados del café son utilizados como cobertura por los actores de la industria y como inversión por los especuladores. Entonces, ¿qué significa esto? Bueno, "protegerse" como actor en la industria del café es comprar un producto financiero basado en el precio del café en algún momento en el futuro. Haga esto para protegerse de un cambio en el precio antes del pago, la entrega o la cosecha. La cobertura es un elemento importante de las finanzas modernas y permite que funcione la industria de los productos básicos.

Por ejemplo, un importador de café verde hace un trato con un exportador en un país de origen para comprar 17 toneladas de café verde a precio C + 10 centavos por libra. Ese café no se entregará durante 3 meses, por lo que si el precio C aumenta entre hoy y la fecha de entrega, el importador debe más.

Veamos cómo funciona eso en la práctica. Este importador compra un contrato futuro de 3 meses para fijar esencialmente el precio de hoy. Si el precio C sube en 3 meses, ella compra el café al precio más alto y vende su contrato futuro para obtener ganancias, compensando el aumento de lo que gastó en café. Si el precio C baja, por otro lado, ella compra el café más barato de lo esperado y vende el contrato futuro con pérdidas. En cualquier caso, obtiene el café por el precio del día en que hizo el acuerdo.

La compra de este instrumento de cobertura es indicativa de la demanda real de café y, por lo tanto, contribuye al movimiento lógico del Precio C basado en la oferta y la demanda reales.

Sin embargo, cualquiera puede comprar instrumentos financieros basados ​​en el precio C, no solo aquellos involucrados en el comercio físico. La especulación sin el deseo de comprar o vender café físico, que es aproximadamente el 90% de los futuros negociados, también afecta el precio C basado en la oferta y la demanda de futuros. El gran volumen de futuros negociados puede provocar inercia de precios o oscilaciones de precios más extremas de las que normalmente se producirían basándose únicamente en el producto físico.

¿Suena bastante inestable todavía?

El sol atraviesa las nubes de lluvia para brillar en una finca de café en el Eje Cafetero colombiano.

Como mercado financiero, todo esto es parte del juego. Sin embargo, en la práctica, hay dos fallas en este sistema. La primera es que, si bien la industria puede cubrir la volatilidad del mercado a un nivel aceptable de riesgo, la mayoría de los 25 millones de pequeños agricultores que producen el 80% del café mundial no tienen esa capacidad. Esto hace que los agricultores sean los más vulnerables a las fluctuaciones de precios, mientras que los menos capaces de hacerles frente. En segundo lugar, no existe una consideración formal para el café de calidad de grado especial, pero ese es un tema importante que merece su propio artículo.

El café siempre ha sido un mercado en auge y caída, susceptible al mal tiempo, las plagas y los conflictos civiles. La forma en que se compra solo lo hace más inestable.


Tres razones por las que la comida cuesta más

El Sr. Lapp atribuye los aumentos de precios esperados a tres factores principales:

• La clase media en expansión en países en rápido desarrollo como Brasil, India y China está impulsando su consumo de proteínas, impulsando la demanda.

• El dólar estadounidense ha sido más débil, ayudando a los agricultores estadounidenses a exportar sus productos, pero potencialmente dejando menos para el consumo interno.

• Casi el 40 por ciento de la cosecha de maíz de Estados Unidos se utiliza ahora para producir etanol en lugar de alimentos, aunque el lobby agrícola niega que desviar el maíz a la producción de etanol eleve los precios de los alimentos.

El duro clima invernal es responsable de algunas de las subidas de precios de los alimentos. En diciembre, el clima frío en Florida acabó con los cultivos de pimiento, tomate y judías verdes. Una helada en México también eliminó los productos de allí.

"Es un poco raro tener un golpe doble como ese", dice Lisa Lockridge, portavoz de la Asociación de Frutas y Verduras de Florida en Maitland, Florida. Con dos meses de clima más cálido en Florida, los agricultores volverán a tener productos en el estantes en abril, dice ella.

Si bien eso puede ayudar a producir precios, los cultivos de granos críticos pueden tener un clima más desafiante por delante, dice Paul Pastelok, meteorólogo senior de Accu-Weather.com en State College, Pensilvania. Él espera que el Medio Oeste esté más fresco de lo normal esta primavera, incluso en el el verano. "Esto podría obstaculizar el crecimiento y el rendimiento de los cultivos", dice.


Café caliente: Precios más altos en preparación para 2011

Espere profundizar en su bolsillo en el nuevo año para esa taza de café de la mañana.

Los precios del café más altos se están gestando para 2011 gracias a una combinación de mal tiempo, reducción de la producción mundial y aumento de la demanda de los consumidores.

Los precios de más de $ 2 (Dh7.34) por libra de café verde en los mercados mundiales de productos básicos podrían aumentar drásticamente el próximo año, predicen los analistas, lo que obligaría a los principales minoristas de alimentos y tiendas de café a traspasar los costos a los consumidores que están recurriendo más al café Arábica de mayor calidad. frijoles sobre variedades de robusta más comunes. La semana pasada, los granos de café arábica alcanzaron un máximo de 13 años de 2,27 dólares la libra.

Con los precios pronosticados para subir entre un 30% y un 50%, los de la industria, desde los productores hasta las cafeterías, se están preparando para lo que podría ser otro año difícil.

Jos & eacute D. Sette, Director Ejecutivo de la Organización Internacional del Café (ICO) con sede en Londres, dijo que la escasez de cultivos y el mdash más notablemente en Colombia debido a las fuertes lluvias y mdash están pasando factura en el mercado.

La ICO en Londres es un organismo intergubernamental que compite para ayudar a 77 países exportadores e importadores a fomentar una economía mundial sostenible.

"Los precios del café han aumentado principalmente como resultado de la escasez de granos de arábica de alta calidad, causada especialmente por dos cosechas sucesivas decepcionantes en Colombia y la falta de disponibilidad de cafés de calidad comparable de otros orígenes", dijo Sette. Noticias del Golfo del Reino Unido.

Riesgo a largo plazo

“Los precios han aumentado considerablemente desde el segundo trimestre de 2010. Hasta cierto punto, los precios más altos son bienvenidos y necesarios para atraer inversiones en nuevas plantaciones [especialmente de café arábica], que son necesarias para satisfacer la creciente demanda mundial en el futuro. Por otro lado, si los precios suben demasiado, existe la posibilidad de un volumen excesivo de nuevas plantaciones, lo que puede conducir a una situación de sobreoferta en el futuro. En el corto plazo, la industria del café está haciendo frente aumentando los precios para los consumidores y aumentando la proporción de cafés de menor precio en sus mezclas ", dijo Sette.

A pesar de una predicción sombría para algunos trimestres del sector cafetero, Sette dijo que la industria global está lista para romper récords de ingresos impulsada por la incesante demanda de los consumidores.

"Se espera que el valor de las exportaciones mundiales de café sobre una base FOB [flete a bordo] alcance un récord de $ 16.5 mil millones en 2010. Mientras tanto, las estimaciones del valor total del mercado mundial del café varían ampliamente, de alrededor de $ 35 mil millones a más de $ 70. mil millones '', dijo. “La producción de café fluctúa de un año a otro como resultado del clima y los ciclos de cultivo. La estimación inicial de la producción de la OIC para el año cafetero 2010-11 es de 133 millones de sacos de 60 kilogramos [cada uno]. & Quot

Se espera que esas cifras aumenten en los próximos años a medida que la demanda se mantenga estable.

“En los últimos años, el crecimiento de la producción no se ha mantenido a la par de la creciente demanda. La demanda de café ha estado creciendo de manera constante a un ritmo de entre el 2% y el 2,5% anual durante los últimos 10 años y se espera que continúe creciendo a un ritmo similar en los próximos años ", dijo Sette.

Mercado de Oriente Medio

En el Medio Oriente, la mayoría de los consumidores siguen bebiendo té, pero la demanda está creciendo año tras año en la región de mezclas de café tostado de mayor calidad.

“A pesar de haber desempeñado un papel importante en el desarrollo y la transmisión de la cultura del consumo de café al mundo, muchos países del Medio Oriente son predominantemente mercados de consumo de té. En estas circunstancias, el café instantáneo, debido a su relativa facilidad de preparación, es una forma importante de introducir a los consumidores en el hábito de beber café. Con el tiempo, como está sucediendo en el Reino Unido, existe una tendencia a migrar al café tostado y molido ''.

Sette dijo: "Deberíamos ver la expansión del consumo de café en el Medio Oriente como un desafío saludable para el sector cafetero mundial". De hecho, los mercados emergentes, como Oriente Medio, pero también muchas otras partes de Asia y Europa del Este son, junto con los mercados internos de los países productores de café, los lugares con mayor potencial de aumento del consumo de café en el futuro. & quot

Por año, "el consumo de café en los EAU se estima en alrededor de 285.000 sacos de 60 kilogramos", dijo, aunque gran parte del café que se consume en el país se muele a partir del grano robusta y se envía desde lugares como Brasil y Malasia, no desde Yemen cercano.

"El volumen de café producido en Yemen es relativamente pequeño e insuficiente para ser comercializado en todo el mundo como café de origen único por las grandes cadenas", dijo Sette. "Sin embargo, existe un gran potencial en los nichos de mercado para el café de especialidad, pero esto requerirá esfuerzos de marketing sostenidos y consistentes".

¿Se ha visto afectado por las recientes subidas de precios de alimentos como las cebollas y el café? ¿Continuarás usando estos artículos? ¿O buscará alternativas hasta que bajen los precios?


Su taza de café matutina está en peligro. ¿Puede la industria adaptarse a tiempo?

H oward Schultz quiere saber si bebo café. El jefe de Starbucks está sentado en un balcón con vista a la frondosa finca de la compañía en la provincia costarricense de Alajuela, donde le dije que el café, cosechado y tostado en el lugar, es algo que debe probar. Como más del 60% de los estadounidenses, bebo café al menos una vez al día y, a veces, me mimo dos o incluso tres veces. La mezcla costarricense que me sirve Schultz tiene un sabor especial que mezcla sabores cítricos y de chocolate.

Pero el futuro de mi taza de Arábica de Costa Rica no está garantizado, dice Schultz. Después de casi cuatro décadas en Starbucks, se marchará a fines de junio, y en el cargo de presidente ejecutivo durante casi 15 meses, ha estado mirando más allá de las operaciones diarias de Starbucks y # 8217 a sus desafíos y oportunidades a largo plazo. . El cambio climático ocupa un lugar destacado entre ellos. A medida que aumenten las temperaturas y se intensifiquen las sequías, el buen café será cada vez más difícil de cultivar y caro de comprar. Dado que los gobiernos están reaccionando lentamente al problema, empresas como Starbucks han intervenido para salvarse, llegando al final de sus cadenas de suministro para garantizar un acceso confiable a su producto. & # 8220 No se equivoque, & # 8221 Schultz me dice, & # 8220 el cambio climático va a jugar un papel más importante en afectar la calidad e integridad del café & # 8221.

Esta granja, con sus vistas verdes y una cascada que gotea, parece muy alejada del aumento del nivel del mar, el calor abrasador y las tormentas destructivas que caracterizan el cambio climático. Pero el calentamiento global es exactamente la razón por la que Starbucks compró la parcela de 600 acres en 2013, y la razón por la que Schultz hace el viaje de 3.500 millas desde Seattle varias veces al año, como lo hizo en este día de marzo. La finca es un laboratorio de campo de Starbucks & # 8217 sobre las amenazas que el cambio climático representa para el café y su instalación de prueba para saber cómo puede adaptarse al desafío. Schultz espera que la investigación aquí informe las prácticas agrícolas de millones de agricultores en todo el mundo, incluidos los que abastecen a la empresa. & # 8220 Tenemos que estar en el suelo, cultivando café, para entender de primera mano cómo rectificar y arreglar la situación & # 8221, dice.

Estudio tras estudio ha presentado la amenaza que representa el cambio climático para la industria del café. El aumento de las temperaturas traerá sequía, aumentará la variedad de enfermedades y matará grandes franjas de insectos que polinizan las plantas de café. Aproximadamente la mitad de la tierra en todo el mundo que se utiliza actualmente para producir café de alta calidad podría ser improductiva para 2050, según un estudio reciente en la revista Climatic Change. Otro artículo, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, sugiere que ese número podría llegar al 88% en América Latina.

Si bien el aumento de las temperaturas ha sorprendido a muchas industrias, las empresas cafeteras han respondido con fuerza, reforzando su presencia sobre el terreno en países productores de café como Costa Rica, Etiopía e Indonesia. En lugar de simplemente comprar café, trabajan con pequeñas fincas para ayudarlas a adaptarse a las condiciones cambiantes, proporcionando semillas, monitoreando la producción y sugiriendo nuevas prácticas agrícolas. & # 8220Todo el mundo habla sobre el clima, pero el único sector que & # 8217 está realmente haciendo algo a gran escala es la industria del café, & # 8221 M. Sanjayan, CEO de Conservation International, me dice mientras recorremos la finca de Starbucks en Alajuela.

No es que la industria vea una opción. La disminución de los suministros y una población creciente de consumidores de café significan que el cambio climático podría convertir un estímulo diario en un lujo de alto precio, amenazando el crecimiento continuo de la base de clientes de la industria. Abordar ese desafío fue una faceta importante del trabajo de Schultz en sus últimos años en Starbucks. & # 8220Es & # 8217 no sólo sobre el medio ambiente, & # 8221 dice de su trabajo sobre el cambio climático. & # 8220It & # 8217s también para adquirir café de alta calidad, para obtener el mejor rendimiento posible, al mejor precio posible. & # 8221

Durante nuestra visita a la finca de Starbucks, Schultz se detiene en el centro de apoyo a los agricultores costarricenses de la empresa. La estructura está diseñada para acomodar cultivos recién llegados del campo, pero aún mantiene el brillo de una oficina corporativa para los ejecutivos de alto nivel que recorren en ocasiones. Schultz saluda a Carlos Mario Rodríguez, director de agronomía global de Starbucks, con una gran sonrisa y un apretón de manos familiar. En este edificio, Rodríguez se reúne con los agricultores locales, ofreciéndoles diferentes variedades de semillas desarrolladas en el lugar y aconsejándoles cómo proteger su rendimiento frente a un clima cambiante.

Cuando no está enseñando a los sembradores, Rodríguez, ex director del instituto nacional del café de Costa Rica, pasa sus días entre los cafetos de la propiedad, examinando experimentos diseñados para desarrollar el grano de café perfecto, uno que pueda sobrevivir a la sequía y al calor. cumpliendo al mismo tiempo con los estándares de calidad de la empresa. En la granja, se detiene para mostrarme uno de 4,300 pies cuadrados. campo donde dice que se están probando 50 nuevas variedades de café para determinar su resistencia al clima y su sabor.

Rodríguez y su investigación son la vanguardia de los esfuerzos de Starbucks para adaptarse. A partir de 2013, Starbucks decidió invertir en aumentar su presencia en los países productores de café. Ahora cuenta con centros de apoyo en nueve países & # 8211un número que Schultz dijo que podría triplicarse en los próximos años & # 8211 y un fondo de inversión de $ 500 millones a 10 años que respalda programas de sostenibilidad, como capacitación de adaptación para agricultores y prueba de nuevas variedades de café.

Todo este trabajo sobre el terreno en Costa Rica puede parecer obvio. Las empresas de sectores que van desde la energía hasta la tecnología invierten en investigación y desarrollo para mejorar sus productos. Pero el enfoque del gigante del café # 8217 en las granjas locales representa un cambio radical. Vender café a los consumidores siempre ha sido un negocio separado del cultivo de granos. Y debido a que se estima que 25 millones de personas cultivan café en todo el mundo, las grandes empresas cafeteras suelen encontrar proveedores en cualquier lugar que haya experimentado una buena cosecha ese año. Si el rendimiento de un país se veía afectado, las empresas simplemente buscaban en otra parte.

Pero con el cambio climático, esa cadena de suministro ya no está asegurada. El café arábica, la variedad que se encuentra en Starbucks, Dunkin, Donuts, McDonald, y casi todos los minoristas estadounidenses, crece en una región estrecha de los trópicos conocida como el Cinturón del Café, que se extiende desde América Central hasta el África subsahariana. Asia. Las condiciones deben ser las adecuadas o se perderá una cosecha. En el pasado, algunas áreas experimentaron ocasionalmente años inactivos debido a una fuerte tormenta o una fluctuación de temperatura.

Los investigadores dicen que en el futuro estos desafíos serán constantes. Los agricultores de algunas regiones podrán adaptarse cultivando en elevaciones más altas, pero en otras no hay otro lugar adonde ir. Regiones enteras corren el riesgo de volverse incapaces de seguir produciendo café Arábica, y Schultz y otros dicen que no hay forma de hacer la variedad Robusta más resistente, que a veces se mezcla con Arábica para hacer café instantáneo, agradable para el amplio público consumidor de café.

Los científicos también advierten que el cambio climático aumenta la probabilidad de enfermedades, incluida la temida la roya o roya del tallo. Esa enfermedad redujo la producción de café en América Central en aproximadamente un 15% en el año de crecimiento 2012 & # 821113. Debido en gran parte a la oxidación, el precio de una libra de café para los consumidores en los EE. UU. Aumentó aproximadamente un 33% entre & # 821711 y & # 821713. & # 8220El cambio climático es bueno & # 8221, dice William Corrales Cruz, propietario de una pequeña finca de café en la región costarricense de Naranjo. & # 8220Si vendes óxido. & # 8221

Starbucks dice que está ansioso por compartir las lecciones que aprende sobre la agricultura adaptativa con los productores de café de todo el mundo. Para las grandes empresas cafeteras que compran a una variedad de pequeños proveedores, según el argumento, no tiene ningún valor tratar de obtener una ventaja competitiva acumulando secretos comerciales. Mejorar la capacidad de todos los productores de café para sobrevivir al cambio climático beneficia a toda la industria, dice Schultz. La red de centros de apoyo a agricultores de la empresa distribuye semillas gratuitas, enseña nuevos métodos de adaptación y sirve como un recurso para los agricultores que están ansiosos por aprender a adaptarse, independientemente de si hacen negocios con Starbucks. & # 8220Puede ser difícil para la gente entender por qué compartimos toda esta información & # 8221, dice Schultz. & # 8220Si no lo hacemos & # 8217t, habrá & # 8217 una tremenda presión adversa sobre la industria del café. & # 8221

Starbucks encontrará mucho interés en los resultados de su investigación. La disminución de la oferta es un gran problema para una industria que proyecta que la demanda mundial de café se duplicará para 2050, impulsada por el aumento de la población y una creciente clase media adicta al café en Asia, África y otros lugares. Como resultado, casi todos los grandes minoristas de café están prestando más atención que nunca a la fuente de sus granos. Las empresas cuyos productos afectan a casi todos los hogares estadounidenses (como Starbucks, Keurig Green Mountain, J.M. Smucker y muchos otros) se han instalado en el nivel básico de la cadena de suministro de café de una manera inimaginable incluso hace una generación. Los pequeños agricultores ahora interactúan directamente con los minoristas de café de renombre después de años de tratar solo con comerciantes locales.

“In the beginning, it was scary,” says Sara Bogantes Vargas, a regional coordinator for the industry-funded World Coffee Research (WCR), of the farmers’ reaction to seeing the Starbucks farm in their backyard. But Bogantes Vargas says the planters quickly came to welcome the industry’s help. WCR, for which Bogantes Vargas travels around Central America to meet with farmers, is a consortium supported by dozens of major coffee retailers, distributors and exporters. The institute pumps millions of dollars into lab research and coffee field trials every year.

The scale is enormous. WCR’s $18 million coffee-monitoring program, for example, covers 1,100 farms in 20 countries. It includes on-the-ground training for farmers, technical assistance throughout the trials and supply-chain analysis. In each of those farms, located from Peru to Kenya, WCR has taken over a small portion of farmers’ land for an experiment testing coffee varieties and various adaptive farming methods. WCR and partner agronomists plant different coffee hybrids, take soil samples and test techniques like planting trees for shade. Like the research conducted by Starbucks, the results will be shared with the public, WCR says.

Individual retailers have invested in fighting climate change’s effect on their business as well. In El Salvador, Honduras and Nicaragua, Keurig has funded a program to teach farmers how to implement new agricultural practices tailored for times when water availability is limited. The program is an integral piece of the nearly $10 million the company spends annually to support farmers. “When there are climate challenges in particular locations, we have the ability to source from other places,” says Colleen Popkin, senior sustainability manager at Keurig. “Farmers don’t have that flexibility … and those farmers are part of our long-term growth trajectory.”

Illycaffè takes a similar approach through what the company has termed the University of Coffee, a program with some 30,000 participants around the world. The initiative began in 1999 in Italy as a forum for a range of coffee professionals from baristas to growers looking to improve their business, and since then has focused on helping farmers learn practices that will be sustainable in the face of a changing climate. The initiative trains thousands of farmers a year in more than 20 countries. Training farmers sits at the “very center of our strategy,” says Andrea Illy, chairman of Illycaffè, who estimates that the coffee industry spends more than $100 million each year to adapt. But Illy says that number needs to multiply. “There is a huge gap,” he says. “The best educated guess is that in order to adapt to climate change, we would need as an overall industry to invest something like $1 billion per year to rejuvenate plantations, develop new varieties, improve equipment, even migrate some coffee plantations.”


Global food prices have been rising during the coronavirus pandemic, hitting food security

Food prices are rising during the coronavirus pandemic, hitting food security.

Last Thursday, the Food and Agriculture Organization (FAO) of the United Nations reported global food prices rose for the third straight month in August, hitting their highest levels since February.

The FAO Food Price Index tracks the international prices of the most commonly traded food commodities.

The rise in food prices was due to firmer demand and a weaker dollar, the FAO said. As commodities, including raw material for food, is usually denominated in the greenback, a weaker dollar lends support to prices.

On Wednesday, China's Bureau of Statistics said the country's food prices rose 11.2% from a year ago in August on the back of high pork prices due to the African swine fever outbreak which has decimated China's hog herds. In August, pork prices rose 52.6% from a year ago.

Hot and rainy weather in the country have also hit prices, with vegetable prices rising 6.4% from July. Egg prices rose 11.3% in the same period due to seasonal demand outpacing low inventory levels.

Experts have said that while there is no pressing food shortage, farms have been roiled as the coronavirus pandemic upended supply chains and curbed movements.

"As the coronavirus crisis unfolds, disruptions in domestic food supply chains, other shocks affecting food production, and loss of incomes and remittances are creating strong tensions and food security risks in many countries," The World Bank said last Monday.

Although global food prices are generally stable, many countries are experiencing varying levels of food price inflation due to measures taken to contain the spread of coronavirus, it added.

In July, a survey by agri-business Olam found more than half of 2,400 smallholder farmers growing cocoa, coffee, sesame, cotton, and other crops in Africa and Indonesia were experiencing shortages in basic food and nutrition due to movement restrictions, food price increases and insufficient stocks at home.

Of the farmers surveyed, 70% of them said their ability to afford food was impacted as they had less income than usual in the prior four months.

The World Bank in its post warned of disruption to supply ahead if farmers continue to have limited access to food.

"Food producers also face large losses on perishable and nutritious food as buyers have become limited and consumption patterns shift. Though food insecurity is by and large not driven by food shortages, disruptions to the supply of agricultural inputs such as fertilizers, seeds or labor shortages could diminish next season's crop," it said.

"If farmers are experiencing acute hunger, they may also prioritize buying food today over planting seeds for tomorrow, raising the threat of food shortages later on," the institution added.


How Producers Are Surviving The Crisis

Gustavo tells me that trade is still happening despite the crisis. “This year it is still being done despite the low prices. There were already many producers who had contracts with foreign roasters, these are still being fulfilled.”

“What worries us is the lack of funding,” he says. “Many producers couldn’t do anything to their farms due to the lack of funds. That is going to have an impact on the following years, especially in 2020 and 2021.”

Dmitri says, “Our company maintains only direct trade relations and we try our best to support the farmers with whom we have been cooperating for more than five years. We want to diversify our order for this year between everyone, knowing what a difficult situation our partners are in.”

But he also says that not every buyer does this. “[Some people are] buying micro lots and high-level coffee for nothing, taking advantage of the hopeless situation of producers lacking access to credit and not having the opportunity to wait until June or August to pay for their crop from cooperatives selling their beans directly to roasters.”

Sacks of green coffee. Credit: Perfect Daily Grind

In the face of these economic pressures, some coffee producers are looking for alternative sources of income and re-evaluating their assets.

Gustavo says, “We are coming up with ways to finance our own crop in a very creative way… We are selling other products that are not related to coffee production to fund this year’s harvest because nobody is really willing to finance coffee during the farming cycle. So we are using other products as collateral for the coffee production… Our hands are tied and we had to put other goods unrelated to coffee at stake so we could take coffee forward.

“As we say in Nicaragua, we’re opening one drawer and closing another. Not just to have some kind of cash flow, but to pay the bills and to keep the farm operating.”

Dimitri tells me that “many producers sell parts of their farms in order to be able to pay their bills and become much more active in the search for new direct trade outlets”.

He says, “Our partners from Los Pinos [a farm], in Matagalpa, are producing coffee by the biodynamic method. They began to grow organic vegetables, and producing marmalade and coffee liqueur. Many farmers have begun to roast their beans for sale in the domestic market… More and more coffee farmers are starting to plant cacao to diversify risk and not completely depend on price fluctuations on stock exchanges.”

Gustavo tells me that he believes many smaller producers will be unable to diversify and will continue to grow coffee because they don’t have the financing or market access to diversify.

“Nobody has thrown in the towel and said ‘I’m leaving coffee and I’m going to do something else’ because there really aren’t many people like us who can do something else. Many smaller coffee producers sadly depend almost 90 to 100% on coffee and that is something they’ll keep fighting to carry on producing,” he says.

Ben Turiano, owner of Joe Bean, with Gold Mountain Coffee farmer Don Roger in Nicaragua. Credit: Joe Bean

Despite the huge impacts that the political crisis has had on Nicaragua’s coffee industry and society in general, many are hopeful that the tensions will subside, banks will resume lending, and Nicaragua’s coffee industry will get back on its feet.

“Specialty coffee buyers know Nicaragua’s coffee quality is there, that it’s getting better year on year,” Gustavo says. “Despite this being an atypical year, this won’t hurt Nicaragua in the long term.”

Whether that is true remains to be seen, but in the meantime, consider whether you can buy green coffee from a Nicaraguan producer or encourage your roaster to. The coffee industry has a collective responsibility to support producers in times of need.

Interviews conducted by Sagui Tapia. Interview with Gustavo Cerna translated from Spanish by Laura Fornero.

James Harper is a Berlin-based freelance coffee journalist and the creator of the Filter Stories podcast.